Vocación, trabajo, compromiso, compasión,

son algunos de los motores que mueven a quienes cuidan de nuestra salud.

Por ti, por ellos y por todos, quédate en casa.