Seguramente más de una vez has escuchado de escuelas cuyo método de trabajo es Montessori, pero no se da mayor explicación de lo que es o cómo funciona, así que en PRAE te contamos en qué consiste y un poco de su historia.

Este método fue creado en Italia por la educadora y médica María Montessori (1870-1952), lo desarrolló a finales del siglo XIX, inicios del XX; en 1924 publicó su libro “El método Montessori”. María trabajó con niños de un hospital y de un barrio pobre de Roma, al ver los resultados que obtenía por sus técnicas se dio cuenta de que podía emplearse el método con todos los niños.

El método Montessori tiene como objetivo principal la generación del autodesarrollo de los niños, es decir que sean ellos quienes vayan fomentando su curiosidad y hambre de conocimiento, teniendo así un mejor ejercicio de aprendizaje.

Para trabajar con este método se engloban diversos factores, cada uno con su propio propósito. Hablaremos de tres importantes: un espacio físico adecuado, el grupo de niños que trabajará y un adulto que funja como guía.

El espacio físico debe de ser un lugar ordenado y diseñado especialmente para las condiciones de los niños, es un ambiente real ajustado para la etapa en que se encuentran, el objetivo es lograr una comunidad en el aula. El material que encontramos aquí permite experiencias directas de aprendizaje y estimula a los niños para entrar al pensamiento lógico. Entrando al aula se pueden ver mesas de tamaño infantil y estantes con todo lo necesario a la altura de los niños para que sean ellos quienes tomen los objetos.

El segundo factor es el grupo de niños, no se trabaja con lo que tradicionalente conocemos como los grados de escuela, dígase 1ro, 2do o 3ro, lo que existe son grupos multigrado con distintos niveles de casa de niños, en donde niños de diferentes edades dentro de un rango establecido conviven. Esta dinámica de interacción fomenta la cooperación, el respeto y convierte el método de aprendizaje en algo más interactivo ya que niños mayores explican a menores los aprendizajes que van adquiriendo.

Por último pero de igual importancia, tenemos al maestro(a) Montessori, llamado guía, éste tiene que pasar por un proceso formativo en el cual aprende a aplicar los conceptos del método Montessori. El trabajo de los guías es observar el desarrollo de los niños (intereses y ritmo de aprendizaje) para así poder asignarles tareas que promuevan experiencias para el momento en que se encuentran; cuando la guía ve que los niños han comprendido un tema, les presenta un nuevo material de trabajo.

 

En Proyecto Roberto Alonso Espinosa creemos firmemente en este método, la educación que se imparte en nuestros tres centros de desarrollo se basa en ella y da servicio a una población infantil de más de 1,000 niños. A lo largo de 18 años de trayectoria, nuestro preescolar Montessori es reconocido como un espacio de convivencia positiva y es referente de calidad educativa a nivel local y regional. Eso no es todo, hemos logrado implementar un modelo de desarrollo que además de atender a los pequeños, capacita a las mujeres de las zonas en que se encuentran los centros, para que sean ellas quienes puedan fungir como Guías Montessori; se les acompaña en todo el proceso de capacitación y se les certifica por parte de Montessori de Latinoamérica A.C.avalado por MEPI,USA. Todo esto lo podemos hacer gracias al soporte de Fundación Amparo y de las personas que donan para que el proyecto siga creciendo.

Links para mayores referencias:

· https://montessori-ami.org/resource-library/facts/biography-dr-maria-montessori

· https://montessori-ami.org/resource-library/facts/timeline-maria-montessoris-life

· https://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9todo_Montessori

· https://www.fundacionmontessori.org/metodo-montessori.htm