Dejemos mejores huellas

El contexto actual de crisis ambiental y económica se caracteriza por el deterioro y agotamiento de los recursos naturales, la pérdida de la conexión con la naturaleza, y el acceso desigual a los recursos naturales fundamentales para la vida. Por poner un ejemplo, el agua es un recurso vital para la vida, desafortunadamente es también un recurso que no está disponible para todas las personas.

México, dentro de la clasificación mundial de países solo cuenta con el 0.1% del total de agua dulce disponible en el planeta, y está catalogado como una región con baja disponibilidad de este recurso, ya que 11 millones de mexicanos no cuentan con agua potable.

 

En este sentido, no cabe duda que es primordial enfocar los esfuerzos e identificar alternativas de solución basadas en un cambio en la conciencia ambiental de la población. A través de un modelo integral de intervención, PRAE impulsa procesos formativos encaminados al cuidado, acceso y uso responsable de los recursos, sensibilizando a la población sobre la importancia del cuidado de los mismos. Además de ello, promueve el uso de ecotecnias, que son innovaciones tecnológicas diseñadas con la finalidad de preservar el equilibrio entre la naturaleza y las necesidades humanas, optimizando el uso de los recursos naturales necesarios para la vida, como el agua. Con la construcción de las ecotecnias, se promueve principalmente que las familias cuenten con la infraestructura necesaria de acceso al agua, lo que ayuda a mejorar condiciones de higiene y a garantizar mejores condiciones de salud para las personas, propiciando un aumento en calidad de vida y mas cuidados de conservación para el medio ambiente.

Debido al deficiente acceso a servicios básicos de saneamiento como el agua potable y el drenaje, algunas de las ecotecnias que se promueven para usar de manera óptima el agua son los tanques de ferrocemento, que son instrumentos construidos para captar y almacenar agua de lluvia, con la finalidad de ahorrar y aprovechar al máximo este recurso.

 

Su construcción es más eficiente que las cisternas convencionales, está basada en un material similar al concreto, lo que las hace resistentes y fáciles de construir. Por otra parte, los baños secos son una tecnología utilizada para evitar la contaminación que produce la defecación al aire libre o en letrinas. Estos baños no utilizan agua y los residuos son convertidos en abono orgánico apto para los cultivos, gracias a un sistema para almacenar la orina y las heces de forma separada. Su principal ventaja es que permiten el ahorro de agua y se evita contaminación, al tiempo que genera insumos para la producción de alimentos sanos.

Para PRAE es fundamental la combinación de distintas soluciones adaptadas a las capacidades y recursos locales con los que cuentan las comunidades, por lo que la construcción de estas ecotecnias se combina con la instalación de huertos de traspatio integrales, de esta manera contribuimos a mejorar la higiene, la salud, la seguridad alimentaria y la protección del medio ambiente, impulsando a las personas en sus comunidades como actores de su propio desarrollo.

 

Cabe resaltar que la implementación de estas acciones se basa en un modelo que favorece el desarrollo de las capacidades de las personas, por lo que implica un proceso formativo basado en el intercambio de saberes, así como en la construcción en colectivo, lo que también promueve el apoyo y la solidaridad entre las familias de la comunidad.

Artículos Relacionados

Estrategias familiares para fortalecer la economía

Estrategias familiares para fortalecer la economía

Se entiende por economía familiar a la gestión de los ingresos y gastos del núcleo familiar que permiten la satisfacción de las necesidades de una familia o un hogar, atendiendo aspectos fundamentales de su desarrollo, como la alimentación, la ropa, educación, salud y...

Leer Más
Acceso a la atención de la diabetes

Acceso a la atención de la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.   Desde 1980 el número de personas se ha cuadruplicado, estimando que 426 millones de adultos...

Leer Más