Dones naturales para cultivar

En Proyecto Roberto nos motiva día a día la posibilidad de apoyar a niños y jóvenes para que identifiquen sus competencias y dones naturales, trabajamos junto a ellos para que tengan diversas formas de cultivarlos. La intención para abordar este tema es tener presente más posibilidades para nutrirlas y mejorarlas en nuestro cotidiano.

Howard Gardner, psicólogo estadounidense, en los inicios de los años ochenta desarrolló la Teoría de las inteligencias múltiples, como contrapeso al paradigma de una inteligencia única. Gardner propuso principalmente que la vida humana requiere del desarrollo de varios tipos de inteligencia, llegó a la conclusión de que no existe una sola manera de ser inteligente sino diversas maneras o mejor dicho “ocho inteligencias” predominantes y cómo cada una cuenta con habilidades y capacidades específicas en la mente de las personas. Así cuando observamos las ocho inteligencias vemos que nos aportan muchas más posibilidades de las que pensamos o sabemos.

Inteligencia Lingüística, es la capacidad para expresarnos con el lenguaje, esta capacidad nos distingue de los demás seres vivos y es la que nos ha permitido a los seres humanos sobrevivir en entornos adversos, adaptarnos, comunicarnos con los otros para crear grandes comunidades o explicarles lo que sentimos y pensamos. Podemos influir en nuestra mente para que la inteligencia lingüística mejore, por ejemplo, escribir un diario personal ejercita para elegir las palabras que expresen la relevancia de una experiencia cotidiana o incluso para poder identificar emociones y sentimientos. Otro ejemplo es apreciar el valor de un diálogo verbal, un reto puede ser conversar con alguien que tenga un punto de vista diferente, lo esencial es ser capaz de entender y hacerse entender sin llegar a conflicto.

Inteligencia musical. Es la capacidad y sensibilidad para percibir y expresar con elementos musicales. Su existencia no depende de una educación formal en música. En muchos casos está presente desde los primeros meses de vida. La inteligencia musical se puede cultivar o mejorar eligiendo música desconocida, ejercitándose en distinguir diferentes tonos o instrumentos, o darse a la tarea de aprender a tocar un instrumento.

Inteligencia lógico-matemática. Es la capacidad de resolver cálculos matemáticos y emplear el razonamiento lógico, se ha dicho que es la forma de expresión más clara de nuestra propia inteligencia. Una de las formas para mejorarla, es ejercitarse en tareas que fuercen a usar esta inteligencia, como por ejemplo hacer cálculos mentales.

Inteligencia corporal kinestésica. Es la capacidad para expresar ideas y sentimientos por medio del cuerpo, es la encargada de la gestión de la fuerza, coordinación, equilibrio, velocidad, flexibilidad. De ella depende la expresión corporal, la percepción de medidas y volúmenes, permite el aprendizaje y automatización de habilidades. Por lo tanto, esta inteligencia corresponde al control de los movimientos del cuerpo, la coordinación de estos y el manejo de objetos mediante las manos e instrumentos de trabajo.

Inteligencia espacial. Es la capacidad para percibir el entorno visual y espacial para transformarlo. Es el conjunto de habilidades mentales relacionados directamente con la navegación y la rotación de objetos en nuestra mente (es decir, su visualización imaginaria desde distintos ángulos). Por tanto, la inteligencia espacial se llama así porque está involucrada en la resolución de problemas espaciales, ya sean reales o imaginarios.

Inteligencia intrapersonal. Es la capacidad para desarrollar un conocimiento profundo de uno mismo. Posibilita que podamos conocer los aspectos internos de nuestra propia manera de pensar, sentir y actuar, para intervenir en nuestra psique, en un sentido más amplio.

Inteligencia interpersonal. Es la capacidad para relacionarse con los demás seres. Se trata de un tipo de inteligencia que, junto a las demás, nos faculta para adaptarnos al entorno y a las interacciones con otros seres de manera óptima, nos damos cuenta que somos capaces de hacer una estimación aproximada sobre los estados mentales y de ánimo de los otros.

Inteligencia naturalista. Es la capacidad de observar y estudiar los elementos que componen la naturaleza. Con esta inteligencia podemos categorizar los elementos del entorno reconociendo sus diferencias y el modo en el que se relacionan entre sí, la interdependencia, así podemos utilizar esta información para interactuar con la naturaleza de manera beneficiosa.

Así, Gardner propone en una de sus frases: “El objetivo de la educación es ayudar a las personas a usar mejor sus mentes”. Es evidente que los procesos de aprendizaje y la evaluación de los mismos deben valorar la diversidad, las capacidades y la mente de manera individual, tomando en cuenta el entorno y el contexto cultural.

 

En PRAE y los Centros de Desarrollo Comunitario, hemos integrado en los espacios de aprendizaje la calidad que les permite a nuestros usuarios desarrollar sus inteligencias de forma integral, cuando se detecta alguna dificultad contamos con un equipo preparado para dar el acompañamiento o inclusive realizar canalizaciones a espacios especializados.

Así mismo ofrecemos una intervención multidisciplinaria con padres, educadores y psicopedagogos que impacta de mejor forma en sus procesos. Por tanto, el abordaje en niños con y sin dificultades está basado en intervenciones y prácticas de juego, actividades cotidianas y sobre todo apoyadas en ambientes Montessori diseñados para la experimentación y manipulación sensorial y vivencial dentro de las cinco áreas: vida práctica, sensorial, lenguaje, matemáticas y áreas culturales.

De esta manera, podemos observar que en nuestros Centros se atiende el impacto para evaluar, diagnosticar e intervenir y sobre todo brindamos espacios que favorecen el desarrollo de nuestros usuarios y sus familias, para nutrir sus inteligencias múltiples y con ello cultivar sus dones naturales y bienestar.

 

Fuentes: psicologiaymente.com

Artículos Relacionados

Estrategias familiares para fortalecer la economía

Estrategias familiares para fortalecer la economía

Se entiende por economía familiar a la gestión de los ingresos y gastos del núcleo familiar que permiten la satisfacción de las necesidades de una familia o un hogar, atendiendo aspectos fundamentales de su desarrollo, como la alimentación, la ropa, educación, salud y...

Leer Más
Acceso a la atención de la diabetes

Acceso a la atención de la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.   Desde 1980 el número de personas se ha cuadruplicado, estimando que 426 millones de adultos...

Leer Más