El Museo Trick Eye recibe a niños y jóvenes de PRAE, brindando experiencias interactivas para su desarrollo.

Durante el mes de junio, el Museo interactivo Trick Eyeabrió sus puertas para recibir a niños y jóvenes atendidos por Proyecto Roberto Alonso Espinosa (PRAE). Los asistentes forman parte de la población del Centro de Desarrollo Comunitario (CDC) ubicado en la Colonia Lomas de Chamontoya, Del. Álvaro Obregón, zona de vulnerabilidad económica y social.

Con este tipo de acciones los museos fungen como espacios de reflexión y desarrollo cognitivo, en donde los visitantes adquieren nuevas habilidades y conocimientos a través de actividades lúdicas. En el caso del Museo Trick Eye, la combinación entre la tecnología de Realidad Aumentada aplicada sobre Arte 3D permite dar a conocer a los visitantes un poco de todo lo que se puede hacer con la tecnología hoy en día, compartiendo imágenes de obras de arte clásicas. Es un lugar en donde se puede ver a Van Gogh cobrando vida.

Esta actividad en conjunto enriquece al desarrollo integral de los niños y jóvenes, por el cual trabaja PRAE. Es importante considerar en los procesos formativos el uso de las tecnologías, de acuerdo con el estudio de Unicef “Niños en un mundo digital, Estado Mundial de la Infancia 2017”, el acceso digital es la nueva línea divisoria entre las situaciones económicas y oportunidades para los niños y jóvenes; existen ventajas tecnológicas desaprovechadas que no están al alcance de todos, ya sea por falta de recursos económicos o por la falta de capacitación en tecnología.

“Estamos muy felices de poder aportar a estos niños y jóvenes, momentos que enriquezcan su crecimiento. Queremos incentivar su curiosidad e incrementar sus ansias por aprender cosas nuevas” mencionó el equipo del museo Trick Eye al recibir a los niños.

El uso de tecnologías en primera infancia ha sido un tema de controversia, mucho se ha dicho acerca de restringirlo, sin embargo, las nuevas tendencias nos hablan acerca de guiar su uso. Estas herramientas permiten desarrollar habilidades en los niños, hay que cambiar los enfoques negativos y fungir como guías en el desarrollo de niños y jóvenes presentando el mundo de posibilidades que abren los recursos tecnológicos.