Conectividad en zonas rurales

Hablar de conectividad y tecnología en México es un tema que no siempre es fácil de abordar. Si nos vamos a las grandes urbes, podemos ver a personas usando el teléfono móvil con diversas aplicaciones la mayor parte del tiempo y es que hoy en día estamos conectados con el resto del mundo desde la pantalla de nuestros dispositivos móviles.

Sin embargo, esto se complica cuando queremos abordar este tema desde la perspectiva de las zonas rurales. No es necesario irse tan lejos de las ciudades para encontrar sitios en los que la conectividad no existe.

Pongamos un ejemplo, una Telesecundaria en la Sierra Norte de Puebla, la cual está a 3 km de la cabecera municipal, no puede brindar clases en línea. El director de esta escuela comenta: “De mis 64 alumnos (población escolar total) solo 4 cuentan con servicio de internet en casa.”

Dos son los factores principales, por un lado, no todas las familias viven en zonas de cobertura; y por otro, no todos cuentan con el ingreso económico para cubrir los costos del servicio. Otro factor importante, es que, en algunos hogares sólo se cuenta con un dispositivo para el acceso a internet. Esto arrastra problemas como bajo rendimiento escolar, pérdida de interés sobre la educación (tanto de los alumnos como de los padres) o incluso la deserción escolar.

De acuerdo con el Diagnóstico de Cobertura de Servicios Móviles en los Pueblos Indígenas, publicado en 2019 por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, se sabe que a nivel nacional:
• El 78% de las localidades con presencia de población indígena cuenta con cobertura del servicio móvil en al menos una tecnología (2G, 3G o 4G).
• Más del 90% de la población indígena cuenta con cobertura del servicio móvil en al menos una tecnología (2G, 3G o 4G).

Teniendo en cuenta esta situación, PRAE ha diseñado una estrategia de intervención educativa a distancia. Para ello, al inicio del presente año 2021, se hizo entrega de más de 450 tabletas a los usuarios de los tres Centros de Desarrollo Comunitario; además de la instalación de internet, usando tecnologías como microondas punto a punto y fibra óptica en más de 250 hogares de los usuarios, todo completamente financiado por Proyecto Roberto.

 

Hablando de manera técnica, el internet de fibra óptica que se colocó en los domicilios de los usuarios de Lomas de Chamontoya en la CDMX, es de alta velocidad. Por otra parte, familias de comunidades de Zacatlán de las Manzanas, que viven en las cercanías de la cabecera municipal y entre los cerros de San José Cuacuila, en Puebla, tienen acceso a un servicio de internet punto a punto. Éste se refiere al envío de la señal de internet por medio de antenas colocadas estratégicamente en diferentes puntos, lo que permite a los usuarios tener el servicio a su disposición en las tabletas que PRAE les ha otorgado.

El impacto de este proyecto ha sido satisfactorio, de esta manera, las familias y principalmente los niños que forman parte de los Centros de Desarrollo Comunitarios, ya tienen acceso a las clases en línea de nuestros diferentes Programas Educativos.

Artículos Relacionados

Estrategias familiares para fortalecer la economía

Estrategias familiares para fortalecer la economía

Se entiende por economía familiar a la gestión de los ingresos y gastos del núcleo familiar que permiten la satisfacción de las necesidades de una familia o un hogar, atendiendo aspectos fundamentales de su desarrollo, como la alimentación, la ropa, educación, salud y...

Leer Más
Acceso a la atención de la diabetes

Acceso a la atención de la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.   Desde 1980 el número de personas se ha cuadruplicado, estimando que 426 millones de adultos...

Leer Más