Emilie Madleine Reich nació en Viena el 9 de enero de 1902. A los 28 años, al contraer matrimonio, adoptó el nombre con el que ha pasado a la historia: Emmi Pikler. Pediatra de formación, Pikler desarrolló un modelo pedagógico basado en la confianza en las capacidades y la autonomía de los niños, así como en el respeto a sus ritmos de aprendizaje. Entre 1946 y 1979 dirigió, a petición del gobierno húngaro, un orfanato ubicado en la calle Lóczy de Budapest. Allí pudo poner en práctica sus ideas.

La de Pikler fue una vida consagrada a la infancia, un trabajo inconmensurable con el que nos dejó un legado que mantiene su vigencia. En el curso «Movimiento libre en la etapa 0-3 años», Eduardo Rodríguez comparte las claves para aplicar esta propuesta en el hogar o en el aula. Hoy queremos hacerle un pequeño homenaje a través de 6 citas que recogen algunos de los principios fundamentales de su pensamiento.

1. Acompañar antes que enseñar

Intentar enseñar a un niño algo que puede aprender por sí mismo no sólo es inútil, sino también perjudicial.

En ocasiones, las cualidades de los niños nos deslumbran hasta tal punto que caemos en la tentación de pretender ‘acelerar’ sus procesos de aprendizaje. Emmi Pikler nos enseñó a permitirles descubrir su propio camino. No sólo hay enseñanzas al final del trayecto: el viaje en sí mismo es rico y valioso.

Para seguir leyendo este importante artículo, dale a este link de Escuela Bitácoras:

https://escuela.bitacoras.com/2019/01/09/pikler-intentar-ensenar-a-un-nino-algo-que-puede-aprender-por-si-mismo-no-solo-es-inutil-sino-tambien-perjudicial/?fbclid=IwAR1QotR_0GoIBYesN0PRR2q5OuvNODxbprlRJ7UZRCzF8vAjX7Tf4lM5ntQ